Sumiso fuertemente azotado

Esta foto es el recuerdo de una experiencia en la habitaccion de un hotel, de un castigo severo, cin dureza y sin contemplaciones, de palas y latigos, de manotazos y de dolor.

Un buen sumiso con un limite alto de dolor, mi mano le enseñó qué es la disciplina y él la supo acatar y estar a la altura de una ama severa como yo, sus marcas hablan por si solas de la dureza de esta sesion de dolor intenso.


Domina Samanta Dama de Cuero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.